La historia del registro de marca que no se dio

¿Alguna vez has invertido tu tiempo, esfuerzo y dinero en un sueño y por alguna cuestión no sé concretó?

¿O todo se ha logrado, pero a base de muchos obstáculos?

Seguramente experimentaste frustración, enojo, desesperación, tristeza… Te entiendo, yo también lo he vivido. Sin embargo, con el paso de tiempo y mucho trabajo personal a la par del profesional, he logrado comprender muchas cosas y rescatar el aprendizaje dentro de mis fracasos.

«Nada es error, todo es aprendizaje»

Rut Nieves, autora del libro «Cree en ti»

En este #IGTV quiero contarte una historia que fue muy significativa para mí, pues hace 10 años intenté registrar mi primera marca y fue TODO, menos lo que yo imaginé.

El registro de marca sirve para distinguir un producto / servicio en el mercado. Este distintivo consta de una pequeña R en un círculo colocada a un costado del nombre de la marca. Eso significa que tu marca está protegida y consta de herramientas jurídicas de protección.

De igual forma, se protege la identidad gráfica / física / operativa de tu producto o servicio. En el caso, de que tu producto sea una obra original como una canción, un texto, coreografía, etc., la institución de protección a la que debes acudir es Indautor.

Si estás interesado en realizar un registro de marca, puedes hacerlo en línea o directamente en las oficinas del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Actualmente (año 2020), el costo del registro de marca de manera física es de $3,513.00 pesos. Si llevas a cabo el proceso vía online, tiene un costo de $2,800.00 pesos.

¿Quieres saber si tu marca se encuentra disponible? En el siguiente enlace puedes descubrirlo >> Buscador de marca Impi

Otros artículos que podrían interesarte: