Los años pasan y debemos aceptarlo… ¡Hemos crecido!

Parte de un blog, es crecer y madurar a la par con él… Para mí, un espacio de reflexión, desahogo y cuestionamientos pero que al final, al revisar entre post y post, los pequeños cambios de mi persona se reflejan como pasos agigantados…

Debo aceptar que apenas hace algún tiempo, me percibía a mi misma como una niña, la incansable soñadora y la vez, la chica con mil dudas al tomar una decisión… Me temo que los años pasan y que las experiencias, nos ponen de frente ante la realidad…

 La edad jamás será un factor negativo… Bueno, desde la perspectiva que quiera ser visto. Pero en lo que a mí compete, es una variable que se relaciona directamente con nuestros niveles de responsabilidad y eso, a cualquier edad, si que da miedo…

Seamos sinceros, sabemos de que hablo, es muy difícil dar el paso, el aceptar que somos “adultos” y que ahora, nuestra obligación va más allá de ir a clases…

Cuando nuestro ser reclama independencia en todo sentido; cuando la prioridad es descansar e incluso, se vuelve un lujo ante una semana ajetreada. Cuando te preocupa el comer fuera por que sabes que no es sano, pero el horario de trabajo te orilla a eso o sacrificar horas de sueño. Cuando llega la quincena y ya esta anticipada para los “abonos” pendientes. En fin… podemos hacer la lista y sería como esos gastos imprevistos, que a la larga se vuelven infinitos…

Pero recapitulando, consciente de esta realidad, de lo que soy y lo que anhelo, me veo de nuevo aquí, retomando mi pasión y teniendo claro, que este blog, seguirá y pa’ largo… Seguiremos juntos, creciendo, aprendiendo, compartiendo y luchando por nuestros sueños… ¡Pronto… 3 años de estar contigo! Gracias por tanto…

Este artículo esta protegido por la Ley Federal de Derechos de Autor, si copias información de este sitio en tu página web es necesario agregues una liga y me cites como fuente.

(59 Posts)

Soy Lolina Rivas, periodista tamaño petit, editora de espectáculos y escritora de historias perrunas, soñadora, exploradora del mundo y originaria de un paraíso llamado San Francisco de Campeche, México.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *