¿Alguna vez te han dicho que tus sueños son imposibles? Esto es lo que yo creo…

¿Alguna vez te han dicho que no puedes? ¿Qué sueñas demasiado y que quizás deberías aterrizar? ¿Qué tus pensamientos son disparatados y hasta demasiado utópicos como los de un niño?… Si respondiste que sí…. me temo que estamos en la misma situación y sintonía… Pero con el tiempo aprendí que mi forma de concebir el mundo no es errónea, como tampoco lo es seguir el estándar de vida.

A menudo, me cuestiono todo y a todos, con el único fin de entender por que unos quieren y son feliz con “X” situación. Otros no. Y un tanto más como yo, a veces tienen claro su destino y otras veces, entre azul y buenas noches.

 Hoy, te quiero compartir una anécdota de como hasta en lo más simple, a veces nos limitamos, privados a una sola opción, encasillados…

Hace un par de años, llegó a Mérida, una ciudad vecina a la mía (Campeche), el grupo español Circo Pop, uno de mis favoritos.

La cuestión es que cuando me enteré que lo que me separaba de conocer al grupo eran dos horas de carretera, sabía que haría lo imposible por llegar ahí…

Ellos darían un concierto entre semana para una estación de radio, así que preste atención a la información y conseguí dos boletos… Aunque luego pensé ¿Quién irá conmigo? Todos trabajan… ¡HASTA YO! Mientras tanto, se acercaba la fecha y yo no conseguía acompañante. Cuando le decía a mis amigos, sin excepción, ponían una expresión de burla. Algunos inclusive tachándome de exagerada e infantil…

Un día antes del viaje, pedí permiso en el trabajo, le puse gasolina al carro y de último momento, un amigo se apuntó a mi plan express. Acto seguido, preparé mi bolsa con los CD’s del grupo, plumón, cámara, TODO, por que antes de partir, le asegure a todo mundo, que conseguiría sus autógrafos y foto conmigo…

Se dice que las casualidades no existen y que cuando deseamos algo, se aplica la ley de atracción. Al llegar a Mérida, me dirigí a un hotel donde me habían dicho se hospedaba el grupo. Sin tener una certeza real del dato, me dirigí al lugar.

Mi gran sorpresa fue llegar y encontrar al grupo en la puerta del hotel… Ni siquiera recuerdo como fue que pude bajar del carro y me acerqué a ellos. Sí, mis adorados españoles, firmaron mis discos y se tomaron la foto de recuerdo jaja.

Foto-Lolina-CircoPop-Música

A todo lo que quiero llegar es que “creer es lograr”, a veces vale más una intuición, millones de energía y 100 % de actitud, que miles de años de planeación para cumplir tus objetivos. Es verdad, que en este caso, perseguir a un grupo, no es meramente algo del ámbito profesional, pero si es un ejemplo de ilusión, de permitirse -ser- y disfrutar la vida.

Cada día hay que arriesgarse, motivarse, no dejarse caer por los obstáculos, romper paradigmas, ser tú, en todas tus expresiones y ALCANZAR.

El día de hoy ¿Qué estás haciendo tú por llegar a eso que tanto anhelas? ¿Cuantas veces no pides “permiso” o te pides permiso a ti mismo para hacer lo que realmente te dice tu corazón?

No pongas limites, si ni siquiera aún te los han marcado. Siempre hay más opciones… solo tienes que abrir los ojos y VER.

Cuatro años después, volví a toparme con el grupo “Circo Pop”, pero ahora en Madrid, España. Y es cuando confirmo mi creencia de que no hay casualidades. Mi máximo sueño, era conocer la capital española, vivir en ella y el primer paso que me acercaba a esa cultura, era la música…

Foto_Circo Pop_España_Música_Blog_Lolina Rivas

Circo Pop en el Hard Rock de Madrid, España.

Como esté recuerdo ¡he hecho muchísimas cosas más! ¿y te digo algo? De ninguna me arrepiento, por que son esas “cosas” las que le dan un toque especial a mi vida. Son las que recuerdo al despertar y me hacen sonreír, son las que me diferencian de los demás, por que esas “cosas” son mis más auténticas memorias…

Este articulo esta protegido por la Ley Federal de Derechos de Autor, si copias información de este sitio en tu página web es necesario agregues una liga y me cites como fuente.

(86 Posts)

Soy Lolina Rivas, periodista mexicana y apasionada del marketing digital. Un alma tamaño petit y eterna soñadora. Enamorada de mi ciudad natal, San Francisco de Campeche, pero viajera de corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *